Ciclos Astrológicos de la vida

La astrología organiza nuestra vida en ciclos de 7 años dando lugar a un total de 12 septenios en una vida arquetípica de 84 años. Cada etapa nos invita a cambiar para evolucionar y nos permite tomar conciencia del aprendizaje de ciertos patrones repetitivos.

Un ciclo es una estructura formal de tiempo donde medimos ciertos cambios. Los cambios implican una crisis. Las crisis son oportunidades de crecimiento. Es a través de los Ciclos Planetarios que podemos estudiar estas crisis.

Existen dos clases de tiempo. Cronos, el lineal y medible. Cairos, el apropiado para que florezcan las cosas de modo sincrónico. El ritmo del cielo nos da la posibilidad de vivir desde Cairos.

Un ciclo contiene tanto una mitad como un principio y un fin y a medida que se desarrolla habrá fases reconocibles de ese desarrollo dependiendo de la cualidad de cada planeta.

SOMOS PROCESOS QUE FLORECEN

Les quiero dejar información sobre nuestras etapas de desarrollo y con qué planeta se relaciona cada una:

  • De 0 a 7 primer Septenio: Lunar
  • Somos recibidos por el mundo familiar. Los primeros 7 años de nuestra vida lo regirá la Luna. Prevalece el contacto con la madre, el mundo familiar, la dependencia de otros para la supervivencia, la conformación de las emociones primarias y su relación con el cuerpo. La primera visión del Mundo.
  • De 7 a 14 Segundo Septenio : Mercurio
  • Tiempo de aprendizaje y juego, comunicar, pensar, discriminar, intercambiar. La mente como protagonista, la primera escolaridad, las primeras experiencias de salida del hogar.
  • De 14 a 21 Tercer Septenio : Venus
  • Amar, gozar, valorar, seducir, complementar, se dará paso a la conciencia de género, despertar sexual, cambios corporales que activan la seducción y la sexualidad, desarrollo del aspecto afectivo más allá de la familia.
  • De 21 a 28 Cuarto Septenio: Sol
  • Se remarca el hecho de ser uno mismo, tener un centro individual y expresarnos, crear, ya estará más claro quiénes somos, abrirse al mundo de las profesiones o el sentido de vocación
  • De 28 a 34 Quinto Septenio: Marte
  • La conquista del deseo, búsqueda de mayor independencia y autodeterminación, se concretan proyectos de la vida propia, búsqueda de logros.
  • De 35 a 42 Sexto Septenio: Jupiter
  • Se consolida la estructura de personalidad que iniciamos a los 28 años, cuestionamientos acerca de nuestro sistema de creencias, meditamos acerca del significado de quienes creemos que somos en realidad, necesidad de expansión más allá de la propia imagen
  • De 42 a 49 Septimo Septenio: Saturno
  • Crisis de la mitad de la vida, se habilitan los sentimientos de realización o frustración, cuestionamiento de mandatos familiares, evaluación de los actos de la propia vida
  • De 49 a 56 Octavo Septenio: Quiron
  • Balance de los logros. Que somos y que ya no podemos ser? Se desarrolla un contacto con las heridas de nuestra existencia.
  • De 56 a 63 Noveno Septenio: Urano
  • Liberación de responsabilidades y mandatos. Sensación de permiso para iniciar una nueva vida, decisión de seguir o no trabajando.
  • De 63 a 70 Decimo Septenio: Neptuno
  • Continua la experiencia de una visión mas transpersonal, se plasma un aporte singular de nuestra vida en el mundo, se expresan los sentidos filosóficos o espirituales en acciones cotidianas
  • De 70 a 77 Undecimo Septenio: Pluton
  • Tiempo de ajustes y adaptaciones personales al ultimo tramo de la vida, se toma conciencia del legado y la herencia.
  • De 77 a 84 Duodecimo Septenio: Portal Transpersonal
  • De que modo nos acercamos a la recta final de nuestra existencia. Balance sincero de todo lo vivido

Cada ciclo tiene una cualidad particular. Es importante ser conscientes de nuestras etapas de vida para sincronizarnos con la energía  que nos corresponde vivir en cada momento.

 

 

Fuente: ISAA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *